domingo, marzo 29, 2015

281. Lliga Catalana d'Escacs 2015. IDEAL CLAVÉ. Ronda 9 y última.

Esta crónica que cierra el Campeonato con más solera de Cataluña no será un compendio de partidas. Ni siquiera de anécdotas. Ha llegado la hora de hacer balance de la Lliga Catalana d'Escacs del Ideal Clavé. Lamentablemente, el primer equipo desciende y jugará en la edición de 2016 en Segunda División, tras un match lleno de tensión contra el Reus Deportiu, equipo que también necesitaba ganar o ganar para poder disputar la promoción para evitar el descenso. El segundo equipo se salva y continuará un año más en Primera Provincial. Bendito Sonnenborg Berger, que ha hecho que seamos octavos y nos libremos de la quema. El tercer equipo por desgracia también baja a Tercera Provincial. Los resultados en la última ronda fueron:

IDEAL CLAVÉ 4 - REUS DEPORTIU 6
IDEAL CLAVÉ "B" 6,5 - BARBERÀ "C" 1,5
IDEAL CLAVÉ "C" 1 - LA LIRA "C" 5

Dos descensos de tres no son en absoluto agradables de narrar, y más teniendo en cuenta lo que nos hemos vaciado con preparaciones caseras, kilómetros realizados, lucha incondicional en los tableros y análisis de las partidas en el foro interno del club, pero el año que viene lo daremos todo de nuevo para recuperar el terreno perdido.

En lo personal, he conseguido 3 puntos de 9 (2 victorias, 2 empates y 5 derrotas) frente a rivales de elo medio 2100. Teniendo en cuenta que mi calificación es de 1992, se trata de una performance para salvar parte de los muebles y nada más, con una pérdida de ocho puntitos de elo. Lástima las tres posiciones ganadoras en las rondas 1, 4 y 5 de las que sólo saqué medio punto.

Ha sido un orgullo y un honor defender seis rondas un tablero del primer equipo (cuánto se aprende en los análisis post-mortem de los cracks que tenemos como compañeros), y tres rondas el primer tablero del equipo "B" (¡grandes!) Los compañeros del C se merecen un aplauso por su entrega incondicional en cada ronda ante rivales casi siempre superiores. Felicidades añadidas a Jordi Anglí por su primera norma de Maestro Catalán, que seguro se refrendará pronto en dos más y el título. Y a Joan Jiménez por su espectacular torneo, 7,5 de 9.

¡VOLVEREMOS con más ganas que nunca! ¡Forza Clavé!

lunes, marzo 16, 2015

280. Lliga Catalana d'Escacs 2015. Ronda 8. Primera División Grupo II. ATENEU COLÓN 6,5 - IDEAL CLAVÉ "A" 3,5


Y nos jugaremos la permanencia en la última ronda en un match a vida o muerte frente al Reus. En la penúltima ronda disputamos el otro match clave contra el Ateneu Colón, club con solera donde los haya. Que el Ideal Clavé juegue un match clave parece un ripio digno de las mejores rimas de mis admirados Mecano, pero en realidad los Hermanos Cano pueden respirar, porque no tiene competencia. La historia clavera está salpicada de jornadas épicas que años después todavía se recuerdan con cariño: El ascenso a Primera del primer equipo en Manresa en 2010 cuando nadie daba un duro por nosotros, el ascenso a Preferente del Ideal Clavé B también en 2010 después de no haber hecho nuestros deberes ante el Sant Josep B y darse todas las carambolas que necesitábamos en una tarde cardiaca de transistores, la salvación del mismo equipo un año más tarde frente a les Franqueses en un match a cara de perro, el show de Darias antes del Llinars – Ideal Clavé B de 2012, el Día de los Cobardes…

Como no dispongo de una máquina del tiempo, por mucho que haya visto la trilogía de “Regreso al Futuro” o cientos de episodios de Star Trek que jugaban con el espacio temporal como dando vueltitas a un Cubo de Rubik, pues en esta crónica me tengo que limitar a narrar lo que aconteció en el match ATENEU COLÓN – IDEAL CLAVÉ. De entrada, los del Poble Nou presentaron alineación de gala, tableros del 1 al 10, lo que mostraba claramente que reconocían lo mucho que se jugaban. Nuestra semana estuvo marcada por muchas conversaciones chistosas por medio del Whatssap para relajar el ambiente, los videos motivadores de Gea sobre hakas o jotas, mi docencia magistral acerca de expresiones canarias como “m’hijo”, “godo”, “mago”, “tolete” o “mándate una papa” o quedadas en la línea amarilla del metro de Barcelona realizadas en tiempo real, con el objetivo de ir juntos a la sala de juego. Un metro, por cierto, en el que fui testigo de un hecho lamentable: cuatro borrachos que se dedicaban a abordar de mala manera a todas las chicas que tuvieron la mala suerte de subirse en el mismo convoy. No voy a echar la culpa a los absurdos reality shows de hoy en día de algunos deleznables comportamientos simiescos (y que me perdonen los simios), pero hasta los borrachos de hace veinte años tenían más estilo.

Volviendo al match, muchos de nosotros pisábamos por primera vez la sede nueva del Ateneu Colón. Algunos hablaban de un antiguo “barco” en el que yo no llegué a navegar, puesto que solamente recuerdo la nave industrial de la Calle Llacuna en la que disputé un Ateneu Colón B – UGA C allá por 2006, y el Torneo Social del Ateneu Colón de 2010. La nueva sede es muy acogedora y está muy bien acondicionada para la práctica del ajedrez, con el detalle de los manteles negros bajo los tableros, cosa que se agradece mucho para favorecer los contrastes visuales mientras se juega. Además, queda mejor en las fotos. Muchas caras conocidas de eventos anteriores, el incombustible Jordi Moreno, el Sr. Lorda, Raúl Arza, Tebar (con quién estuve en el mismo avión rumbo a Tenerife Norte justo el mismo día de la huelga salvaje de controladores aéreos en el Puente de Diciembre de 2010, de hecho, por minutos no nos quedamos en tierra), Raúl Mínguez (que era monitor de EDAMI en los tiempos en donde tenía ficha en la UGA) y Carles Godesard, que fue mi contrincante, y al que ya conocía del Social Colonero de 2010 y del Social del Diagonal Mar de 2009. Un match de esos que denominas muy cordial y con gran ambiente, porque a ello hemos de sumar la participación en el Obert del Ateneu Colón de parte de la delegación clavera en años anteriores, Jordi Anglí, Javier Muñoz y Óscar Font, aunque éste último no sacó ficha para esta temporada. 

Como es preceptivo en nuestros encuentros, no se empezaron a decidir las cosas hasta bien entrada la mañana. Empezábamos con dos tablas valiosas, las de Salva Martínez contra Jordi Moreno, seguidas por las de Jordi Anglí con el MF César Lasanta. Tendremos que echar mano a la calculadora a ver si Jordi tiene a tiro su primera norma de MC, que sería muy merecida a tenor del juego que lleva desplegando en los últimos años. Seguía otra doble pareja de pipas de la paz: Javier Muñoz y Javier García Gil (excolonero desde hace tiempo ha) firmaban el empate con Miralles y Valls, colocaban un 2 a 2 en el marcador y demostraban de nuevo que ganarnos siempre es difícil, a pesar de que el elo diga lo contrario en bastantes tableros. Pellús declinaba una oferta de tablas de Raúl Mínguez por las buenas perspectivas del match, pero éste se sacó un Cg3! de la chistera que recordaba en pequeña escala al Ca4! De Fischer contra Donald Byrne. Hubo intercambio de golpes y el final quedó incierto, con lo que el capi decidía amarrar. 2,5 a 2,5. Pero la tercera hora, que suele ser en los Torneos Por Equipos la más decisiva, brindó a los hermanos Porta Tovar – campeones de Catalunya en sus categorías de edad - sendas victorias frente a George Blackmar Fatality Spielmann Groucho Gea y César Sánchez. Como de costumbre, la posición de Gea era de locos, con todas sus piezas apuntando al enroque contrario algo desnudo, lástima que le cambiaron las damas y le fastidiaron la partida. Alguien le comentó en el post-mortem en el vagón del metro que cómo se le había ocurrido hacer un h4 con todas las piezas en la primera fila, pero es que el estilo de Gea es inconfundible e intransferible y por eso causa tanto furor en sus seguidores. Derty, por su parte, jugaba una de sus típicas partidas llenas de dinamismo pero en un momento dado omitía una intermedia que anulaba el efecto de una entrega de peón para destrozar el enroque de su rival. Con un difícil final de damas y pieza menor, el zeitnot hizo el estrago final, igual que en la partida de Roc, que perdió por tiempo una posición difícil contra Tebar. 5,5 a 2,5 y, como dice Michael Robinson, “todo el pescado quedó vendido”. Mi partida contra Carles Godesard se dividió en tres partes: las primeras quince jugadas de tanteo en las que aproveché en los momentos de reflexión de mi contrincante para curiosear las fotos colgadas en toda la sala, en las cuales destacaba un jovencísimo José Manuel López que llegaría después a Gran Maestro, “Superlópez”, un intercambio de golpes tácticos que inicié yo en zeitnot en el que el punto pudo caer de uno y otro lado, y la derivación hacia un final con peón de ventaja por un fleco en la combinación de mi rival, que omitió un jaque intermedio que anulaba la red de mate por eliminación del alfil que sustentaba la dama. El peón de ventaja aumentó a dos y luego a tres, pero como llevaba desde la jugada veinte jugando con el incremento, y todavía podían liarme por la retaguardia con temas de mate, tuve que ir a no dejarme tonterías y a sumar tiempo a lo amarrategui. El capi Pellús entonces me comunicó que el match ya estaba perdido – Carles Martín había capitulado – y, una decena de jugadas más tarde, Godesard abandonó. 6,5 a 3,5 final.

El próximo domingo, si mis cálculos grosso modo son correctos, los tres equipos claveros necesitarán la victoria para conseguir la permanencia. El tercer equipo, por desgracia, aunque gane, depende de resultados de terceros. Pero se tratará de una de esas jornadas que, a pesar de lo decisivas que puedan ser, suponen un plus de responsabilidad y de experiencia para los jugadores, y son una delicia poderlas disputar. Así que lo único que hay que procurar es darlo todo y olvidarse del resultado. Soy del Real Madrid y no comulgo con muchísimas cosas del ideario culé, pero siempre he reconocido que Johann Cruyff me cayó bien y dejó frases para la historia. Ese “salid y disfrutad” de Wembley 1992.
Clasificación del grupo
Oriol Porta- César Sánchez
Alejandro Darias sonríe a la cámara
Jordi Gea y Muñoz trabajan.
Muñoz en plena acción.
Roc Messeguer intentando hincar el diente a Tébar
Duelo de primeros espadas: Salva Martínez vs. Jordi Moreno
Javi García Gil vs. Artur Valls. Garzón, tercer tablero colonero, acaba de llegar.
El capi y presi Pellús en acción contra Mínguez.
Carles Martín vs. Josep Manel Garzón
Jordi Anglí vs. César Lasanta
Todas las fotografías han sido sacadas de un vídeo perteneciente al Ateneu Colón y compartido en las redes sociales.

lunes, marzo 09, 2015

279. Lliga Catalana d'Escacs 2015. Ronda 7. Primera División Grupo II. GERUNDA 6 - IDEAL CLAVÉ "A" 4


Como en las películas de Hitchcock basadas en la expiación de un trauma volviendo a revivir los hechos que causaron el susodicho hecho traumático – “Vértigo”, “Recuerda”o “Marnie la ladrona” -, la Ronda Séptima de la Liga Catalana fue mi oportunidad de enterrar definitivamente los fantasmas de aquella imperecedera ronda del Por Equipos 2012, en la cual el equipo del Ideal Clavé “B” llegó más de media hora tarde a la sala de juego del Club d'Escacs Llinars del Vallès, dirigido por mi sabia e intuitiva orientación. Sin embargo, un rosario de bajas hicieron que fuese convocado por quinta vez en el primer equipo del Ideal Clavé para el match a disputar en Girona contra el Gerunda, y no en el equipo "B" para jugar contra el Llinars "B". Los compañeros César Sánchez y Juan Jiménez Sánchez fueron esta vez los carsharers, y entre discusiones musicales sobre si Pink Floyd es música electrónica o no, pasamos a toda velocidad al lado de Llinars del Vallés, localidad que, chistes del destino, también está en el camino a la ciudad que abre la puerta al Empordà. Tendrán que pasar muchos años para que Llinars sea recordado con risas por mi parte, de manera análoga a la que el Real Madrid cada vez recuerda menos a mi isla de Tenerife como “la isla maldita”, y es que todo se diluye con el paso del tiempo.

En cuanto al match, la expedición clavera llegó escalonadamente a los aledaños de la sala de juego. Nosotros ya estábamos a las 9:00 de la mañana haciendo compañía a los jubilados que sacaban los perros a pasear y a algún runner. Pronto llegaron los demás y se realizó la típica concentración previa en el anónimo bar de los alrededores, y es que me temo que las previas de los matches ajedrecísticos no son como las de los partidos de fútbol, y, por ahora, no es una decisiva estrategia empresarial regentar un establecimiento de hostelería al lado de un club de ajedrez. En ese espacio de tiempo, yo tuve ocasión de recordar el 22-J, para los no iniciados, el día en que parte de la afición de la Unión Deportiva Las Palmas torpedeó el ascenso de su propio equipo a Primera División, las dos ligas del Madrid perdidas en Tenerife, los porterazos Angoy, Busquets padre y Zubizarreta, al grancanario Manolo, el gato de Arucas que las para con la cuc…, a Agustín; la polémica pelea en el túnel de vestuarios del pasado derby canario, en fin, cultura general. Para cuando dejé de desgranar la reciente historia del fútbol canario (Canarias es blanquiazul, canariones), casi eran las 9:30 y el resto del equipo estaba a punto de dormirse de nuevo y preguntándose porqué me habían convocado.

En cuanto al match – y ahora sí es en serio -, el Gerunda, uno de los cocos del Grupo II de Primera División Catalana, nos ganó por 6 a 4 en un match que no reflejó las diferencias de elo en casi todos los tableros, especialmente en la mitad de abajo. El papel de los nuestros fue muy digno y solamente nos queda el regustillo amargo de plantearnos la hipótesis de qué hubiese pasado con el equipo titular de gala. Sabido es que en todos los campeonatos Por Equipos de Ajedrez, hay una Ley de Murphy que dice que “en una ronda, preferentemente en la segunda mitad del torneo, faltará todo el mundo a la vez”, y eso es tan cierto como los estragos que provoca el cambio horario en la ronda del Por Equipos en que toque. El Gerunda se adelantó en el marcador con la victoria del veterano Bonell frente a Bertolín, que no pudo defenderse ante un ataque de la infantería por el ala de rey. Jesús Fernández también debía capitular después de haber salvado in extremis una encerrona de caballo pero en el proceso quedado en una posición muy inferior y yo mismo, en medio de la personal travesía ajedrecística en el desierto que estoy atravesando, de nuevo escogía un mal plan para rentabilizar una apertura nueva en mi repertorio y quedaba una decena de jugadas más tarde con un final de torres con material equilibrado pero estructura de peones ruinosa, un 3-3 frente a un 1-2 (doblados)-2(doblados)-1. Como comenté en el foro interno del Ideal Clavé en las partidas propias que colgamos, hay jugadas antinaturales que, salvo excepciones, son puro postureo ajedrecístico, llámese un Dc8, De8 o Tb8, y si son para empujar peones y entonces son calificadas como sanas, hay que realizarlas con el dedo meñique, como está mandado. Curioso el timing de mi rival Daniel Molina. Jugó la apertura casi al toque, pensó 45 minutos las dos jugadas clave, y jugó el final al toque. Con 3 a 0 el capitán y presi Josep Pellús firmaba tablas contra Martí Mayo casi coetáneas con las del crack del año Joan Jiménez Sánchez, que lleva 5 de 7 con una media de Elo muy superior al suyo. Demostrado queda que cuando alguien ficha por el Ideal Clavé, realiza un magnífico primer Por Equipos. Carles Martín, en el segundo tablero, tampoco podía forzar la posición y sumaba otro medio punto frente a Jaume Mundet, de nuevo simultáneo con la derrota de Salva Martínez frente a Luis Enrique Valle, que fue la que cerró las aspiraciones a la épica. Una pena, porque en dos partidas la posición se había transformado en ganadora a favor de nuestros intereses. Jordi Anglí se marcaba un sacrificio de calidad al estilo Arturo Pomar para imponer un peón pasado imparable. Su rival prolongó innecesariamente la lucha, pero el punto estaba sentenciado desde mucho antes del abandono. Pérez también abría la lata del enroque de su rival Sergi González Vericat y dejaba al rey negro desnudo y a merced de las fieras blancas. Maquillaje del marcador a 5,5 a 3,5 y quedaba la partida de César Sánchez, otro hombre en forma, que decidía entregar la calidad en los apuros para intentar timar a su rival con dobles impredecibles de caballo. Al final, logró montar una fortaleza y su rival, a pesar de haber doblado torres en séptima, se dio cuenta de que si quería ganar la posición tendría que luchar contra el incremento, cosa ciertamente poco apetecible con un match sentenciado. Tablas. Y yo, hombre de poca fe, que me creí que César había perdido al ver que se daban la mano.

Las dos rondas que quedan contra el Ateneu Colón y el Reus prometen no ser aptas para cardíacos. Pasará lo que tenga que pasar, pero lo que nadie nos va a negar es que el equipo se ha vaciado en cada ronda, en muchas ocasiones, muy por encima de nuestras posibilidades. 

El centro cívico donde se halla la sala de juego del Gerunda
La soledad de un bicing en Domingo
La batalla está a punto de empezar (o ya ha acabado)
J.A.Pérez acaba de ganar su partida
Jordi Anglí se pregunta si existe la cuadratura del círculo, con alfil de ventaja.
Pérez is winning by a crushing attack.
César Sánchez liando con un caballo saltarín.