domingo, agosto 03, 2008

Protestosterona, Episodio 4: Sigue el cachondeo de los ELOs

No sé si es de escuchar mucho a Robert Zimmermann - Bob Dylan para los no iniciados -, pero últimamente lo que escribo aquí tiene tintes reinvindicativos. Y el protagonista absoluto vuelve a ser el dichoso tema del ELO.

He dicho millones de veces a los que me aguantan por Internet y en la vida real que sueño con un mundo en donde por fin se prohíba fumar en todos los lugares públicos, se mejore el ridículo Código Penal existente, se llegue a establecer un primer contacto con extraterrestres buenos tipo Vulcano que nos enseñen a los humanos a ser más lógicos y, por supuesto, sueño con un mundo en el que sólo exista un Elo: el FIDE y, en un futuro, galáctico. Porque Mr. Spock juega al ajedrez, lo crean o no.

Veo con horror las listas de inscritos en algunos opens de verano de dos grupos por franja de ELO y encuentro contradicciones increíbles como que un 2150 de elo catalán y 1900 de FIDE pueda jugar un grupo B de hasta 2000 FIDE y una persona que tenga 2045 de elo catalán y ¡no tenga elo FIDE! deba jugar en un durísimo grupo A, sabiendo que tendrá la oportunidad, a lo sumo, de hacer la mitad de los puntos para conseguir una actuación de sobresaliente...sufriendo en todas las partidas. Por no hablar de que hay un jugador, conocido por muchos ya en Cataluña, que amparándose en sus engañosos 1950 FCE e inexistentes FIDE, continúa machacando todos los grupos B que encuentra y saldrá en enero con 2500 por lo menos. Pero este tema es diferente y ya lo denuncié en el post dedicado a submarinos.

¿Es que cuesta tanto hacer las cosas bien? Por favor, organizadores, tened un poco más de criterio: Se debe coger el ELO mayor para hacer las divisiones en grupos A y B y luego ordenar por ránking. El sistema que se emplea ahora en Badalona o Sants es absolutamente ilógico y discriminatorio en muchos casos, y desvirtúa lo que debe ser un grupo B. El que tenga 2150 de elo catalán debe jugar en el grupo de los buenos por lógica, aunque tenga 1900 de FIDE...

La conveniencia de la existencia del elo catalán y español es ya predicar en el desierto, pero confío en que en otra era más avanzada que la caótica que nos ha tocado vivir se reduzcan a uno internacional. Por el bien del ajedrez, de verdad.
.
.