miércoles, enero 27, 2010

Por Equipos 2010. R1: LES 4,5 - ICL "B" 3,5

Prólogico: Por fin se han resuelto los problemas de troyanos en la página de la FCDE. Pero parece que mi segundo mail a la sede de Gran Vía de Les Corts se lo ha llevado el viento dylanesco...y tampoco ha habido mención alguna en la página www.escacs.cat. Sí parece que se han molestado en mencionar los problemas a la hora de mandar actas de algunos grupos, entre ellos el nuestro...
***
Un año más mecanizado, han vuelto a producirse los deliciosos momentos “Vanilla Sky” o “Abre los ojos” en los prolegómenos de cada ronda del Por Equipos. Las calles desiertas de garrulos suenaclaxons son una auténtica delicia: siempre me ha parecido increíble lo diferente que es una ciudad un lunes y un domingo. Preguntándome porqué diablos no pondríamos todos los urbanitas algo más de nuestra parte por hacer del lunes otro sábado, como cantaba Paloma San Basilio hace décadas, tomaba con calma la oxigenación necesaria antes de encararme con las piezas del contrario y con las propias, y daba algunas vueltas por un barrio que frecuenté mucho durante mi época de estudiante, Les Corts. Por allí existe un pub dedicado a la imaginería Beatle – en la calle Joan Güell - con actuaciones en directo de músicos muy competentes, y también retorné a la entrada bizarra del Fitness Club Európolis, un paraíso de maquinitas antigrasa y chorros hidromasaje del que fui socio durante dos años, cuando para estar físicamente a tope simplemente uno hacía ejercicio y no recurría al milagro Montignac… Para los futboleros culés, este gimnasio debe ser harto conocido, ya que ocupa parte del solar del antiguo Estadio de Les Corts del F.C. Barcelona. Y si no les suena, les recomiendo de vez en cuando zambullirse con algunas dosis de historia en vez de preocuparse tanto por si a Messi lo agarran y el ínclito CR9 rompe narices, debate nacional cuya obsesión puebla portadas de algunos diarios deportivos de la Ciudad Condal y los Madriles.

El estreno en un equipo nuevo siempre es especial. Recuerdo perfectamente el domingo me tocó jugar por primera vez con el UGA D, allá por 2004. Dormí poco y entrecortadamente durante la noche anterior, soñando con piezas que se transformaban en lagartijas y caracoles, y las variantes se me agolpaban en el hipotálamo con inusitada fuerza durante la experiencia onírica. Seis años después y tropecientas partidas más de experiencia a mis espaldas con algo de conocimiento de causa de la idiosincracia del ajedrez catalán, estaba bastante más tranquilo. Debutaba con el Ideal Clavé B, pero me sentía como si hubiese estado en el equipo muchos años, ya que ya conocía a casi todos mis nuevos compañeros de años anteriores de Opens claveros, sociales, diadas, pica-picas y cenas diversas. Viejos conocidos los de La Espiga también: un análisis no muy profundo de mi franja de elo de los jugadores que no llevó un tiempo excesivo (a estas alturas eso de las preparaciones de dos horas es una entelequia, sobre todo, cuando has de hacer la compra semanal el sábado tarde) y una sorpresa pre-match muy agradable: me tocaba con el infatigable Guillem Topalov Mut, con quien ya había departido en algunos torneos de ajedrez rápido y con quien estoy disputando algunas partidas por mail bastante lentas por mi exclusiva causa: tengo tantas cosas que hacer (parafraseando a Lluís Gavaldà) que a veces me cuesta abarcarlo todo.

Sesión de chafardeo del local a continuación, aprovechando que en la cafetería de la esquina de la Calle Dr. Ibáñez había consejo de sabios espiguense. El recinto de juego de l’Espiga era muy curioso: se trataba de la sede de CIU y les Joventuts Nacionalistes de Catalunya del barrio de Les Corts, llena de fotos de Jordi Pujol, Xavier Trias y Artur Mas, y varios carteles reivindicativos, entre ellos el que suscribo totalmente y motivo de hondo debate:

FORA IMPOST DE SUCCESSIONS A CATALUNYA!!!!!!

También una “hermosa” pintada, desgraciadamente muy habitual por estos lares, lucía en la persiana metálica de la entrada: “BOTIFLERS”… Pero éste no es un blog de política ni de taggers garrulos que confunden la gimnasia con la magnesia, así que pasemos el testigo al ajedrez.

L’ESPIGA DE LES CORTS 4,5 – IDEAL CLAVÉ “B” 3,5

L’Espiga de Les Corts es el mejor equipo del grupo IV de Primera Provincial de Barcelona por calificación Elo y eso les aseguraba ser favoritos, pero yo tenía la confianza de que volviese a producirse “el efecto aguerrido”. Me refiero a que hay clubs como el nuestro que se distinguen por ir a muerte en todas las partidas y eso, aparte de que nos hace más competitivos que la media, puede suponer una ventaja compensatoria ante rivales teóricamente superiores. De hecho, creo que merecimos empatar como mínimo y que sólo la esquiva fortuna nos dio la espalda en los pequeños detalles que deciden que la pelota de tenis caiga a uno y otro lado de la pista, tras haber hecho funambulismo por la red.

Vamos con un resumen partida a partida del match:

Joan Margalef (2160) – Jordi Gea (2054) 1-0

Nuestro primer espada para la ocasión empezó a entregar piezas como un poseso en busca obsesiva de un mate tempranero hasta quedarse con pocos efectivos. Primero un peón, luego otro, luego una calidad... En las dos o tres veces que tuve tiempo libre para observar esta partida, intuía que el tesoro del mate podía estar cerca del arsenal del enemigo número uno de las tablas de toda Cataluña, pero intentar resolver tanto jaleo táctico me empezó a marear y desistí en solucionar el problema, ya que en mi partida tenía posición de doble filo y necesitaba todo mi cerebro para evaluarla (o el 10% de mi cerebro, según Albert Einstein).

Albert Blasco (2142) – César Sánchez (2049) 0-1

“Estoy muy espeso”. Éstas fueron las declaraciones de Mr. Derty después de la partida, la penúltima en acabar del match. Yo no sabía su resultado aún y supuse que había tenido que inclinar su rey ante tal frase. Me extrañaba el final infeliz, ya que su posición era bastante buena...pero ¡¡NO!! Sr. Derty ganó. ¿Qué hará este hombre cuando no esté espeso? ¿Entablará con Magnus Carlsen?

Sergi Leiva (2083) – Joan Carles Molina (2014) 1-0

Partida de contención mutua, que parece ser que se decidió por un golpe táctico velado ganador de pieza, de esos que no son nada fáciles de ver.

Sergi Torres Maiquez (2083) – Jordi Argenté (2000) 1-0

La debilidad de casillas en el enroque corto de nuestro compañero fue decisiva, y el también combativo espiguense jugador se fue metiendo poco a poco en la cocina hasta ganar.

Guillem Topalov Mut (2038) – Alex Reshevsky Darias (1980) 0-1

La casualidad hizo que nos volviésemos a enfrentar, pero esta vez en partida lenta. Las anteriores fueron en la Diada de Nou Barris (may 2008) y en el Open de Esplugues de Llobregat (sep. 2008) Durante la semana, había recibido un mail del incombustible Topalov Mut recordándome que íbamos a jugar el Domingo con bastante probabilidad... La partida se decidió en un golpe táctico que surgió en un final de muchas piezas en el que gané un peón y después la calidad. Mi punto recortó distancias a un 3,5 a 1,5 esperanzador, pero insuficiente a la larga. Anteriormente, Topalov Mut podía haberme puesto bajo las cuerdas si no hubiese cambiado damas, ya que hice una jugada muy arriesgada de alfil que podía terminar en encerrona, pero daba muchas posibilidades tácticas: íbamos 2 a 0 en contra y había que remontar a costa de asegurar la posición. Sumido en una honda reflexión sobre dicha retirada de alfil que podía haber acabado en una encerrona mortal, sonó una música celestial politónica…

“La Champions…la Champions…”

Huelga decir que no se trataba de la famosa composición de Händel para “Los fuegos artificiales sobre el Támesis”, sino un burdo plagio que sirve ahora para amenizar los martes y miércoles de opio balompédico. Lluís Dalmau, rival de Pablo Mir, tuvo los reflejos de apagar inmediatamente el móvil siguiendo al pie de la letra las recomendaciones del Libro Gordo de la FCDE y firmar una tablas después. Pablo se excusó ante el antitablífero Gea “¡eh!, que he hecho más de treinta jugadas, no me eches la bronca…”

Gonzalo Jiménez (1992) - Javi Martínez (1979) 0-1

Un Axh6 de desviación temático destructor de enroque sentenció media partida. La otra media la ejecutó la habilidad de nuestro jugador en el ping-pong, cuando el 4,5 a 2,5 ya hacía imposible la remontada.

Luis Dalmau (1977) – Pablo Mir (1961) 1/2-1/2

Pablo jugaba contra el mismo jugador que hace tres años, en un UGA C – ESPIGA, no se me presentó y llegó más de una hora tarde. Apertura muy trabajada y con una novedad teórica interesante por parte del blanco (al menos hasta donde yo llego con mi Chessbase neuronal básica), y tablas en la jugada 31, que fueron las que abrieron nuestro casillero.

Enric Gibert (1900) - Albert Escudero (1948) 1-0

Partida parecida a la de Molina: se decidió por un detalle táctico que ganaba la calidad en una posición de esas que parecía imposible de exprimir. Fue el resultado que abrió el marcador para los espiguenses.

No hay que preocuparse ni lo más mínimo por esta derrota. Nos hemos quitado de encima al coco del grupo con mucha dignidad y estamos capacitados para ganarle a cualquiera. Sólo hace falta engrasar más la maquinaria, y eso se conseguirá a partir de la segunda ronda, ya pasado el vestíbulo de la competición y cogido el ritmo de juego. Eso sí, propuestas como las de jugar el Por Equipos con Apertura Temática que se dieron jocosamente en el camino de vuelta a casa, fueron sabiamente rechazadas por el sentido común.
.
Este domingo, nos visitará el Ninot en el Ateneo de Nou Barris.
.