lunes, julio 12, 2010

¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡GRACIAS!!!!!!!!!!!!!!! ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡MILLONES DE GRACIAS!!!!!!!!!!!!!

¡¡Selección Española de fútbol,
Campeona del Mundo!!
Sudáfrica 2010
.
Soy seguidor incondicional de la Selección Española desde que tengo uso de razón futbolística. Como muchos de mi generación, que descubrimos el esférico durante el Mundial 82 celebrado en España con la mascota Naranjito de protagonista, hemos vivido todo tipo de partidos e increíblemente recordamos incluso dónde los vimos, con quién y en qué condiciones, cuando a veces ni nos enteramos en el día a día de lo que cenamos la noche anterior.
.
El "hondurazo" en España 82, los doce goles contra Malta con el gol de Señor que nos clasificaban para la Eurocopa 84, en la que Maceda eliminó con un gol en el último minuto a los alemanes de jugar las semifinales, España llegó a la final y perdió contra la Francia de Michel Platini; el golazo de Míchel contra Brasil que el árbitro Bambridge no otorgó...en México 86, la noche mágica de Querétaro y los cuatro goles del inimitable Emilio Butragueño, un genio absoluto; la eliminación contra Bélgica en los penalties, el golazo de Gordillo a Dinamarca en la Eurocopa 88, el hat-trick de Míchel a Corea del Sur yel zarpazo doble de Stojkovic que nos eliminaba en Italia 90, el codazo de Tassotti a Luis Enrique y el fallo del injustamente maltratado por la historia Julio Salinas en el Mundial de EEUU 1994 (como Cardeñosa, y es que en España somos muy quijotes), los malditos penalties contra Inglaterra en la Eurocopa 96, la goleada 6 a 1 contra Bulgaria en el Mundial 98 de Francia que no evitó nuestra eliminación en la primera fase; el increíble 4 a 3 contra Yugoslavia en la Eurocopa de Holanda-Bélgica en 2000(dos goles de España de remontada en el descuento, Mendieta de penalti y Alfonso); el fallo del penalti del grandísimo Raúl González en el siguiente partido contra Francia, el robo de Corea 2002 perpetrado por el árbitro Al Ghandour...el gol de Portugal en la Eurocopa lusitana del 2004 que nos mandaba para casa, los apuntes del tikitaka en Alemania 2006 que presagiaban posibilidades de lo que vendría después, la sublime Eurocopa del 2008, en la que el equipo por fin se llevó la gloria. Superdotados clarividentes (Xavi, Iniesta, Casillas, Senna, Torres) comparables a las leyendas del fútbol de otrora (Gerson, Platini, Zoff, Mauro Silva o Bergkamp) demostraron una vez más sus inmensos poderes...
.
Y ahora, la felicidad que nos invadió con el histórico gol de Torres de hace dos años se ha multiplicado. Un Mundial. Es el máximo título al que se puede aspirar en fútbol. El gol de Don Andrés en el mágico minuto 116 contra Holanda pasa cientos de veces como una película lenta durante la jornada, y seguramente serán la imagen mental que tendremos muchos aficionados incondicionales en estos días y semanas en los que estaremos en una nube. Sí, sabemos que en España hay una crisis galopante, que la política está que arde, que el futuro es muy incierto, pero, créanme, a veces hay que huir de la lógica y el mensaje de unos deportistas puede ser - y lo es - un oasis de alegría, de paz, de estímulo y de superación que es capaz de encender la mirada de muchos escépticos, incapaces de entender porqué el fútbol es capaz de mover tal cantidad de masas.
.
Miren, yo tampoco lo entiendo en el fondo: Si alguien fuese capaz de descifrar qué tiene el deporte rey para mover tantas masas sería Premio Nobel, pero como feliz afectado de esta increíble obnubilación les diré que simplemente pasa y que no hay que darle más vueltas. Ojalá el ejemplo de deportistas como Rafa Nadal, Pau Gasol & co y, por supuesto, esta generación de oro del fútbol español, sea el revulsivo que necesita el ciudadano de a pie para despertar y luchar por sus sueños y no dejar día a día que se consuma su vida sin alicientes. Y para ello cualquier estímulo positivo vale, tanto una canción de los Beatles, Beach Boys, Kinks o un golazo de Iniesta.
.
Sí, es sólo fútbol, lo sé, pero ME GUSTA. Y mucho. Y créanme, para mí es tan reconfortante que un niño se quiera parecer a Carles Puyol como a Ramón y Cajal o Severo Ochoa. ¿O no se trata, simplemente, de personas especiales capaces de hacer más feliz a la gente?
.
¡¡¡¡¡GRACIAS, SELECCIÓN ESPAÑOLA DE FÚTBOL!!!!!
¡Gracias de nuevo por estas semanas de tanta ilusión y alegría!