martes, julio 24, 2012

7.23 - The Beach Boys. Poble Espanyol (23 julio 2012). Crónica


Inicio de la cola para entrar. 18:30 de la tarde. Hora inicio concierto: 21:00
INTRODUCCIÓN

Conocí a los Beach Boys de casualidad porque a mi hermano le regalaron en unos Reyes o Papá Noel - no lo recuerdo - la colección de vinilo que estaba comercializada en España en 1990, "The Beach Boys Collection". En mi fiesta de graduación había sonado "Surfin' U.S.A.", y he de reconocer que puse el vinilo por inercia, ya que en esos momentos estaba totalmente abducido por los Beatles, a quienes acababa de descubrir hace meses.

Dicha colección no me entró totalmente desde el principio, incluso cuando escuché "Good Vibrations" no entendí nada de nada, pero entonces el segundo tema de la cara B, "Don't worry baby", hizo aparición y fue el acabóse. Jamás había escuchado algo igual. Y eso sólo me ha pasado dos veces en mi vida, con "She loves you" y con esta canción. La canción más hermosa que había oído en mi vida. Y curiosamente tampoco entendía los instrumentos que sonaban, hasta que mucho más tarde descubrí los procesos de grabación de Brian Wilson, el líder y mentor del grupo, el de la voz aguda, el de los falsetes, el de...TODO.

Esa colección fue comprada en CD, y el año siguiente, sacaron la segunda parte, que fue devorada ávidamente en el verano de 1991. Cómo salté de gozo cuando salió TODA la discografía de Capitol de golpe. Me la compré toda poco a poco, esos dobles LPs en un CD comentados por el historiador David Leaf, con esas alternate takes... Nueve años más pasaron para conseguir los discos de los 70 que me quedaban, y después como buen completista, ha conseguirlo todo lo que no sé que existe buceando por internet.

CRÓNICA

Hace siete años, asistí a un concierto de Brian Wilson en este mismo recinto - era la primera vez que veía a un Beach Boy en directo, qué emoción - y salí del mismo con la sensación de que ya no tendría la oportunidad de verlo más en directo en España. Por fortuna, me equivoqué, y de la mejor de las maneras posibles. No sólo Brian Wilson, sino Al Jardine, Bruce Johnston, David Marks y Mike Love, han vuelto en una enorme gira por el 50 aniversario de los Beach Boys, respaldados por unos músicos que reproducen a la perfección los complicadísimos entramados que definió el visionario del pop que en su día mereció noquear a los mismísimos Beatles si hubiese sacado el exhuberante album Smile, claramente superior al Sgt. Pepper de John, Paul, George y Ringo. La historia hubiese cambiado y los Beach Boys hubiesen sido los números uno, pero me quedo que para muchos de los ayer congregados en la Plaza Mayor del Pueblo Español de Barcelona, los Beach Boys y Brian Wilson son el mejor conjunto pop de todos los tiempos.

Después de una mañana con olor a ceniza en toda Barcelona producto de los terribles incendios de l'Empordà, provocados por dos fumadores guarros y desaprensivos (¿para cuándo la prohibición de fumar en los coches y  Parques Naturales y Nacionales?), la tarde en Montjuïc se presentaba agradable y no muy calurosa, lo que se agradeció en las horas de espera en la cola para entrar. El concierto empezó a las 21:30, con media hora de retraso. Afortunadamente, el hilo musical entretenía mucho, con canciones de los Turtles, Saggittarius, Four Freshmen, The Fantastic Baggys, Glen Campbell, The Raspberries, es decir, la pléyade californiana de los 50-60-70, un puñado de artistas irrepetibles que escribieron una de las páginas del rock más doradas de la historia. También se asomó en un par de momentos el simpático Alan Jardine (Jardino para el socarrón Mike Love) para sacar fotos al expectante público, que abarrotaba La Plaza Mayor del Pueblo Español.

Los Beach Boys tocaron cuarenta y cinco canciones, prácticamente un grandes éxitos de su longeva y asombrosa carrera, tal vez si exceptuamos la bizarra "All this is that", una canción menor que creo que la inmensa mayoría del respetable no conocía, o "Ballad of Ole Betsy", un tema verdaderamente de especialista. En especial buena forma parecía Mike Love - sobre el que tenía serias dudas sobre si su voz aguantaba todavía - y Alan Jardine, sin duda, el que se ha mantenido mejor y cuyo rango de vocales sigue llegando sin dificultad a muy altas cotas. Bruce Johnston no destacó demasiado, si acaso para animar a la audiencia y cantar algunos coros como el de "God only knows" - canción que sonó en la ceremonia de mi boda hace dos años por expreso deseo de un servidor, por cierto - o California Girls. David Marks, el guitarra solista y miembro de la banda entre 1963 y 1964 hasta que fue echado por el tirano padre de los Wilson, entonces mánager de la banda, se reveló como un competente solista capaz de extraer de su guitarra Fender esos solos goteantes tan característicos de la Costa Oeste de los EE.UU. Por su parte, el genio por que que casi todos los presentes habíamos comprado entradas, el visionario del pop Brian Wilson, tuvo sus dosis de protagonismo en perlas como "God only knows", "Please let me wonder", "Sail on sailor" o la perenne "Good vibrations", pero, como es su costumbre, permaneció impertérrito detrás de su piano sin participar salvo en contadas ocasiones del jolgorio general. Debemos recordar que Brian Wilson las ha pasado canutas durante décadas y sólo en los últimos tiempos ha logrado recuperarse parcialmente de varias enfermedades psicológicas, amén de que siempre ha sufrido de pánico escénico.

Mike Love merece capítulo aparte. El frontman de los Beach Boys, a sus 71 años, sigue tan socarrón y clown como en sus actuaciones en los 60. Hay veces en que sus chistes funcionan y se meten a la audiencia en el bolsillo, pero en otras ocasiones las meteduras de pata pueden llegar a ser históricas. La de ayer fue lamentable y puso un único borrón a una actuación excepcional del cantante de voz grave. Pero vaya borrón. Presentando "Be true to your school", una canción que va del orgullo de pertenecer a un colegio o instituto y apoyar al equipo del mismo hasta el fin, se le ocurrió preguntar al público si iban con España o Estados Unidos en las competiciones de baloncesto de las Olimpiadas de Londres. La mayoría gritó "Spaiiiiiin". Pero hete aquí que al señor Mike Love se le ocurrió decir algo así como "Pero he oído que Cataluña no es España, ¿no?" Carnaza política innecesaria y a todas luces bochornosa. Exceptuando alguna excepción de gente muy joven, los comentarios eran del tipo "se ha pasado tres pueblos". Señor Mike Love, haga chistes de lo que quiera, pero no de lo que no sabe, y si conoce de lo que va la historia, pues se calla, porque somos muchos los que empezamos a estar hartos de esta eterna discusión provocada por una minoría política más interesada en llenarse los bolsillos y provocar controversia que en remar en la misma dirección para levantar la maltrecha economía. Sólo faltaba que un Beach Boy - entonces amigo de los Reagan y del Maharishi embaucador de los Beatles, por cierto - venga a sembrar la discordia en el lugar equivocado. Por favor. La pregunta es: ¿Quién aconsejó al ínclito Mike Love para que dijese eso? ¿Búsqueda de titulares? "Los Beach Boys, partidarios de la independencia de Cataluña." ¡Qué bonito!, ¿eh? Qué buenas vibraciones. Suerte que los brianistas tenemos un aguante infinito y pasamos página, que si no...

La trilogía dedicada al Pet Sounds "God only knows - Sloop John B - Wouldn't it be nice" y seguida por "Good vibrations", sin duda, fue el momento cumbre del concierto, "el momento de la llamada a casa", como dirían los entendidos. También las interpretaciones acapella de algunos trozos de "Why do fools fall in love", una versión de Frankie Lymon & The Teenagers y el clásico "Getcha back", en el cual escuché por primera vez en mi vida la voz de David Marks. Genial la otra versión del clásico de The Mamas and The Papas, California Dreamin', que sin duda supera al original, tanto en directo como en el single publicado en 1986. La recta final del concierto fue una vuelta al surf, con las consabidas "Barbara Ann" y "Surfin USA" cerrando el plato principal. Postre con el pelotazo de "Cocktail" Kokomo (Mike Love cantó una estrofa en español), "Do you wanna dance" y la obra maestra de la liberación femenina, "Fun fun fun".

"Summer means new love", un instrumental del LP de 1965 "Summer Days (and summer nights!!) en el hilo musical como despedida. Miles de vasos de plástico en el suelo. Alguna moneda de un euro que se le cayó a un despistado. Memorabilia de la gira a precios escandalosos (30 € la camiseta, por ejemplo). Invasión de lateros cargados con latas de cerveza y botellas de agua sacadas a sabér de qué escondrijos. Despedida con un "Hasta pronto" a los compañeros de www.thebeachboysspain.com , desplazados desde Málaga para la ocasión y vuelta a casa con la sensación de que tantos años de espera y seguimiento fiel a The Beach Boys han valido la pena. Por encima de algunos estúpidos que sólo piensan que es un grupo de playa y surf. Porque ser de Los Beach Boys y brianista es algo que no se atreve uno a confesar so pena de ser un incomprendido.

Ellos se lo pierden.

SET LIST

1. Do it again
2. Little Honda
3. Catch a wave
4. Hawaii
5. Don't back down
6. Surfin' safari
7. Surfer girl
8. It's OK
9. You're so good to me
10. Getcha back
11. Then I kissed her
12. Please let me wonder
13. Come go with me
14. Why do fools fall in love
15. When I grow up (to be a man)
16. Darlin'
17. Cotton fields
18. Be true to your school
19. Ballad of Ole' Betsy
20. Don't worry baby
21. Little deuce coupe
22. 409
23. Shut down
24. I get around
25. In my room
26. All this is that
27. Good timin'
28. Sail on sailor
29. That's why God made the radio
30. Heroes and villains
31. California dreamin'
32. God only knows
33. Sloop John B.
34. Wouldn't it be nice
35. Good vibrations
36. California girls
37. Dance, dance, dance
38. All summer long
39. Help me, Rhonda
40. Rock'n'roll music
41. Barbara Ann
42. Surfin' U.S.A.

BIS

43. Kokomo
44. Do you wanna dance
45. Fun, fun fun

Antes del show

Antes del show II

David Marks y Mike Love (perdón por la calidad de la fotografía)

El genio Brian Wilson

Mike Love. Gran actuación y gran metedura de gamba.
Mi camiseta para el concierto de ayer. Regalo de mi esposa. Comprada en una tienda Natura de Villagarcía de Arosa (Galicia). Durante el show, vi a alguien que tenía la misma camiseta en color morado. El concepto es genial. California y Las Rias Baixas hermanadas.


domingo, julio 22, 2012

7.22 - The Beach Boys, mañana en el Poble Espanyol

El sueño de una vida hecho realidad. Los números uno, con el genio Brian Wilson al frente, visitan Barcelona. 

El nombre de este blog "Sonidos de mascota" es la traducción directa del mejor disco de pop de todos los tiempos, "Pet Sounds", una obra de arte que ha influido a generaciones y generaciones de músicos y amantes de los sonidos. El que esto escribe lleva más de dos décadas soñando con un momento así.

Mañana, las buenas vibraciones inundarán Montjuïc. Seis años después del primer post de este blog.

martes, julio 17, 2012

7.21 - Hijos de la grandísima puta


Primero Valencia, y luego Canarias. Los criminales no descansan.

Llano de Ucanca, en Pleno Parque Nacional del Teide.
Mirando hacia Boca de Tauce.
El fuego desde la perspectiva de los Roques de García,
en pleno Parque Nacional del Teide.
Dantesco el cielo canario.


El perímetro del desastre.
Magnitud del desastre. Por ahora, 1.800 hectáreas.
 Para que se hagan a la idea, la superficie arrasada
 es algo más de un cuadrado de 4 km de lado.
Ojalá se pudran en la cárcel los asesinos indeseables que están quemando toda España. Pero me temo que, una vez más, quedarán impunes. Qué asco y rabia.

Fuente fotografías y ortofoto con perímetro: www.zonablanquiazul.com

lunes, julio 02, 2012

7.20 - III Torneo de Verano sub2000 Lira Vendrellenca - Campeones Eurocopa Polonia-Ucrania 2012


El sábado pasado me di un salto al Vendrell a jugar un torneíllo para no perder la comba competitiva con la inusual característica de que era para jugadores de menos de 2000 de elo catalán. Partía como el número 3 del ránking y todo hacía suponer que nos jugaríamos los primeros puestos en las tres últimas rondas, si no saltaba la sorpresa. 

Después de un viaje en coche por la Autopista del Mediterráneo en el que no me adherí a la campaña "Novullpagar" en los peajes del Garraf y Cunit, básicamente por dos razones, porque no me interesa que me multen y porque, a pesar de que tengan razón en sus reivindicaciones, me parece un movimiento claramente politizado y dominado por algún que otro extremista. Calor al llegar al Vendrell a las nueve y cuarto de la mañana y espera plácida al comienzo del torneo en el climatizado edificio de la Lira Vendrellenca. 21 participantes de los 26 inscritos y siete rondas de partidas de 15 minutos sin incremento.

La primera partida no tuvo historia, mi rival perdió material decisivo en las primeras jugadas. En la segunda, las pasé canutas pero me defendí bien y aproveché una dejada de material para imponerme. En la tercera, gané por tiempo in extremis en una posición de tablas por repetición de jugadas que mi rival no reclamó. Ofrecí el reparto de punto que creía que era lo más justo, pero ni mi contrincante ni el árbitro me lo permitieron. Deportividad absoluta. En la siguiente partida me las veía con el cuarto del ranking y gané después de comerme un peón decisivo y ganar pieza en una clavada. Con 4 de 4 me ponía líder en solitario y ya no iba a abandonar el primera tablero hasta la última ronda, o al menos eso creía. Entonces vino un enroque largo sonrojante y merecido. Quinta partida contra el dos del ránking. Meto un caballo en h4 innecesariamente, y quedo en prise con la amenaza de perder material por un doble de peón. Única manera de evitarlo, entregar dos piezas por torre y el contrario con pareja de alfiles. No pude salvar la partida en el final. En la sexta, jugaba contra el primero del ránking y merecí ganar, pero me dejé el peón de ventaja que tenía, seguí batallando en una posición de tablas claras pasando de un final de damas a otro de peones perdedor y se me acabaron las opciones de ganar el torneo. En la última ronda, de nuevo mordí el polvo contra una de mis bestias negras, el caballero del ajedrez Josep Roca, y es que hay jugadores que por alguna razón u otra, se me atraviesan a pesar de tener bastante más elo que ellos. Febrero es el otro que se me viene a la cabeza. Con Roca he perdido una partida en el Open del Clavé de 2009, esta partida de la Lira Vendrellenca y le he ganado como acertadamente recordaba el fomentense en el post-mortem en un Torneo de Rápidas del Ideal Clavé del año 2008.

En fin, que nos fuimos a casita en un viaje de más de 60 kilómetros con un calor infernal y con la sensación de haber dejado escapar una oportunidad clara de haberse llevado un premio y con el hormigueo del día previo a una gran cita futbolística...

No puedo dejar la ocasión de mencionar el gran owned que me he comido al comentar que Sergio Ramos no debía tirar penalties en la Eurocopa. Lo que hizo contra Portugal será recordado siempre. Como el grandioso partido de ayer, uno de los mejores que le he visto a la selección en fase final en toda mi vida, junto con el de España-Rusia de la Eurocopa 2008 y el España-Dinamarca de México 86. Gracias a todos los que han hecho posible este increíble logro y especiales gracias a los dos seleccionadores, Luis Aragonés y Vicente del Bosque, Vicente del Bosque y Luis Aragonés.


                               ¡VIVA ESPAÑA!